Las baterías de aluminio-aire podrían ser el siguiente paso a la hora de almacenar energía

Las baterías de aluminio-aire podrían ser el siguiente paso a la hora de almacenar energía

La  empresa Fuji Pigment está trabajando para mejorar la tecnología de las baterías que tenemos hoy en día. Las baterías de aluminio-aire podrían ser la siguiente generación, lo que hará que las actuales de ion litio se queden obsoletas.

La energía eléctrica que genera siempre viene dada mediante una reacción química previa. Como en toda química, tenemos unas sustancias iniciales como reactivos que se transforman en productos, durante una liberación de electrones, y luego el proceso inverso.

Estas baterías presentan 40 veces más capacidad de carga. Hasta 8.000 watios/hora por kilo contra los 200 watios/hora por kilo de las de ion-litio. La desventaja  de estas baterías es que es necesario recargarlas con una pequeña cantidad de agua de 15-20 días aproximadamente dependiendo del uso ya que esta se evapora según que se van produciendo las reacciones químicas se va consumiendo su electrolito.

Las baterías de aluminio-aire fueron inventadas en otro tiempo para un uso militar pero uno de los inconvenientes de la época que ahora se está investigando es que no eran recargables. Una vez que la batería se agotaba había que sustituirla y poner una nueva.

El aluminio es uno de los materiales más comunes de la tierra y el que más se está reciclando hoy en día. Por ello, estas podrían ser unas baterías baratas para el consumidor, además de  eficaces y seguras.