El descubrimiento de una adolescente de 15 años podría acabar con la insuficiencia energética en países en vías de desarrollo

El descubrimiento de una adolescente de 15 años podría acabar con la insuficiencia energética en países en vías de desarrollo

En este artículo podemos tener uno de los descubrimientos más necesarios de los últimos tiempos que está basado en la superación día a día de una familia de Etiopía. Hannah Herbst comenzó su proyecto mientras se escribía con un niño de 9 años cuya vivencia era difícil al no tener ni energía ni electricidad.

Esta adolescente de 15 años procedente de Florida desarrolló una sonda capaz de generar energía y agua dulce para países en vías de desarrollo de las corrientes oceánicas. Por este descubrimiento ganó el concurso Discovery Education 3M Young Scientist Challenge con un premio de 25 millones de dólares.

Esta sonda de energía  consta de una hélice, una polea y un generador hidroeléctrico , que convierte el movimiento del océano en energía reutilizable . Además, Herbst dice que el sistema de sus hélices podría ejecutar una máquina de desalinización, que convierte el agua del océano en agua potable.

Ella afirma que si su diseño se aumentara, podría generar suficiente electricidad para cargar tres baterías de automóviles en menos de una hora, lo que demuestra que es suficiente para alimentar unas supuestas bombas de desalinización de agua salada.

 Ella, en una de las entrevistas comenta que con este descubrimiento se podría poner fin a la pobreza energética y realmente ayudar a los otros métodos de captación de energía para así hacer de este mundo un mejor lugar para todos.