El coche eléctrico contribuye a reducir la contaminación acústica

El coche eléctrico contribuye a reducir la contaminación acústica

80 millones de personas, según la UE, están expuestas diariamente a niveles de ruido ambiental superiores a lo recomendable

Solemos hablar de contaminación ambiental pero pocas veces hacemos hincapié en los perjuicios de vivir en ciudades ruidosas. Puede parecer poca cosa, pero lo cierto es que la contaminación acústica también genera grandes perjuicios si no se controla o se le pone freno. El coche eléctrico , silencioso como el que más, puede ser una buena solución para reducir la contaminación sonora de nuestras grandes urbes. Los organismos internacionales llevan años advirtiendo de que en las ciudades con contaminación acústica elevada las personas corren el riesgo de ver disminuida notablemente su capacidad auditiva y de desarrollar trastornos psicológicos y fisiológicos. Fatiga, estrés, histeria e inhibición sexual, falta de concentración, aumento de la presión arterial y dolor de cabeza, menor irrigación sanguínea, cambios en la conducta, mayor agresividad… Para medir el impacto ambiental se utilizan diversos indicadores, pero la OMS, la Organización Mundial de la Salud, considera los 70 decibelios (dB) como el límite superior de ruido deseable. Según la Unión Europea 80 millones de personas están expuestos diariamente a niveles de ruido ambiental superiores a los 65 dB y otros 170 millones, lo están a niveles de entre 55-65 dB. En España el nivel de confort acústico está fijado en los 55 dB, por encima de este nivel, el sonido resulta negativo para el descanso y la comunicación. La lucha contra la contaminación sonora debería de ser una máxima de todos los gobiernos. Y aunque se están poniendo en marcha algunas medidas, lo cierto es que hacen falta mayores políticas de prevención y control del ruido en las ciudades y otras que fomente el uso de vehículos más silenciosos, como los coches eléctricos. El tráfico rodado y aéreo, la construcción, la industria, comercios y locales nocturnos son los principales causantes del ruido en nuestras ciudades. Pero no son los jóvenes y las discotecas los principales causantes, como muchos nos quieren hacer creer, sino las obras, la industria y el tráfico rodado. En España los coches y motocicletas causan el 47% del ruido, por eso desde Bluemove Carsharing creemos que al margen de instalar mayores barreras acústicas y de encargar estudios, habría que empezar a fomentar y a premiar la utilización del vehículo eléctrico ya que ni contamina, ni hace ruido. No hay que olvidar que a mayor flota de eléctricos en nuestras carreteras, mayor silencio y mejor calidad de vida tendremos.