El carsharing, la alternativa sostenible para reducir los altos niveles de contaminación en Madrid

El carsharing, la alternativa sostenible para reducir los altos niveles de contaminación en Madrid

Ayer se puso en funcionamiento el Protocolo de Medidas para Episodios de Alta Contaminación, aprobado en marzo de este año debido a los altos niveles de dióxido de nitrógeno (NO2) en Madrid.

De las veinticuatro estaciones de la red de medición municipal, once superaron ayer el límite de 200 microgramos de NO2 por m3. Esta fue la razón fundamental por la que se pusieron en marcha las medidas contempladas en el Escenario 1 del Protocolo. Este se activa cuando se ativa durante dos días consecutivos el llamado nivel de preaviso, que supone que dos estaciones de una misma zona superan los 200 microgramos de NO2 por m3.

El protocolo contempla un total de cuatro escenarios que se irán activando a medida que los niveles de alerta se mantenga durante días consecutivos. Cada vez que suben gradualmente los escenarios, las restricciones serán mayores si el episodio contaminante persiste. Aquí puedes consultar los escenarios posibles:

  • Escenario 1: limitación de la velocidad a 70 km/h en M-30 junto con los accesos a la M-40.
  • Escenario 2: limitación de la velocidad a 70 km/h en M-30, accesos a M-40 y prohibición de estacionamiento en zonas reguladas a no residentes (excepto vehículos comerciales, de personas con movilidad reducida o con cero emisiones).
  • Escenario  3: limitación de la velocidad a 70 km/h en M-30, accesos  a M-40, prohibición de estacionamiento en zonas reguladas a no residentes y restricción del tráfico en la almendra central al 50% de los coches dependiendo de su matriculación, par o impar, coincidiendo con el día del mes.
  • Escenario  4: Este último escenario contempla todas las medidas anteriores y se sumaría la restricción de la circulación a la M-30.

Los coches de la flota de Bluemove en Madrid se ajustarán a las mismas limitaciones marcadas por el Ayuntamiento, a excepción de los coches 100% eléctricos. Entendemos que estas medidas pueden suponer un agravio para el uso del servicio en muchos casos, pero es preciso que nos sumemos al esfuerzo que hacen estos días el conjunto de madrileños en favor de un aire más limpio y sano. Cabe recordar que el carsharing favorece la calidad del aire ya que reduce sustancialmente el número de coches en circulación, así como el número de kilómetros recorridos en coche por persona y año ya qe esto pasan a realizarse en medios de transportes más sostenibles.

Alternativas como el carsharing, la bicicleta o el transporte público son excelentes herramientas para parar el uso del vehículo privado y en definitiva para que desaparezca la alta contaminación que hay en las grandes ciudades como Madrid.