Coches de hidrógeno: la otra gran apuesta ecológica

Coches de hidrógeno: la otra gran apuesta ecológica

Los coches eléctricos de pila de combustible de hidrógeno cuentan con mayor autonomía y rapidez de repostaje

En Bluemove creemos en que es posible contribuir a la sostenibilidad del medio ambiente fomentando medidas de circulación sostenible, como el carsharing, en las grandes ciudades. Nuestra flota de vehículos ya incluye modelos eléctricos, cuyas emisiones e impacto ambiental son muy inferiores a los de los coches de gasolina y diesel. El auge de los vehículos eléctricos parece estar cobrando fuerza entre fabricantes y consumidores.

 

Sin embargo, el coche eléctrico no es la única iniciativa que tiene como objetivo la creación de vehículos que utilicen energías limpias. Los coches de pila de combustible de hidrógeno (conocidos sencillamente como coches de hidrógeno) suponen una alternativa frente a las limitaciones que todavía presentan a día de hoy los coches 100% eléctricos de batería, gracias a su mayor autonomía y velocidad de repostaje.

La autonomía de un coche eléctrico de gama media ronda los 250 Kilómetros, mientras que el tiempo de repostaje oscila entre las 8 horas en el modo de recarga lenta (normalmente por las noches) y unos 30 minutos de recarga rápida en una estación de repostaje. Por su parte, los coches de pila de combustible de hidrógeno, manteniendo las cero emisiones locales, pueden alcanzar una autonomía de entre 500 y 600 kilómetros y recuperando la carga total en dos o tres minutos, repostando con un surtidor, en una hidrogenera –un proceso muy similar al de repostar gasolina.

 

La tecnología de los coches de hidrógeno se sostiene sobre las bases de los automóviles eléctricos que hemos visto hasta la fecha, incorporando un motor eléctrico, una batería de iones de litio, uno o varios depósitos de hidrógeno (normalmente de fibra de carbono u otros materiales resistentes a las altas presiones con las que se almacena el hidrógeno) y una pila de combustible. La forma más común de obtención del hidrógeno es a través del proceso de electrólisis del agua o de la biomasa.  

 

La iniciativa de los coches de pila de combustible de hidrógeno cuenta ya con sus defensores entre las grandes marcas fabricantes, lideradas por Toyota, que ha presentado su primer modelo de hidrógeno en el Salón del Automóvil de Tokio. Otras marcas que han mostrado su interés en lanzar modelos de coches de hidrógeno son BMW, Daimler, Honda y Hyundai. Esta nueva categoría de vehículos parece contar, además, con el apoyo de la industria petrolera, cuyo respaldo ayudará sin duda a la comercialización de estos coches, ampliando el número de puntos de repostaje.

 

¿Qué os parece, bluemovers? ¿Veis los coches de pila de combustible de hidrógeno como una opción viable para una conducción limpia en nuestras ciudades?