Coche eléctrico: la revolución será líquida

Coche eléctrico: la revolución será líquida

Investigadores americanos experimentan con un tipo de batería líquida

Los más críticos con el coche eléctrico basan sus argumentos en la poca autonomía de la batería y lo mucho que se tarda en recargarla. En Bluemove carsharing no estamos del todo de acuerdo y podemos demostrarlo. Basta con dar un paseo en nuestros modelos eléctricos para comprobar que son vehículos ideales para el uso urbano. Pero incluso para los que sigan pensando que la autonomía es escasa, hoy tenemos noticias. En estos momentos, científicos norteamericanos están desarrollando un tipo de batería líquida, capaz de almacenar mucha más energía. Se avecina una verdadera revolución en la movilidad sostenible.

 

En un reportaje recientemente publicado en Technology Review, la revista científica del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), aseguraban que científicos del Laboratorio Nacional Argonne, en Illinois, trabajaban con un sistema de almacenamiento de energía compuesto por electrodos en estado líquido. Esto hace que la batería no sea una unidad convencional, sino que se canalice través del propio líquido, como la gasolina de toda la vida.

 

Según los científicos, con este tipo de batería líquida se consigue una autonomía de hasta 900 kilómetros por recarga, multiplicando por cuatro la autonomía de los coches eléctricos que circulan actualmente por nuestras ciudades. Además de ganar en autonomía, esta batería líquida nos ahorrará mucho tiempo, ya que la recarga es tan veloz como repostar en una gasolinera tradicional.

 

Pero, ¿es esta nueva tecnología tan segura como conveniente? Sí. Lo dice la Agencia de Proyectos Avanzados de Investigación en Energía, que financia la investigación. Las baterías líquidas serán más seguras ya que los materiales de los electrodos positivos y negativos se almacenan por separado, a diferencia de las baterías actuales que comparten celda, evitando así sobrecalentamientos y cortocircuitos.

 

Las baterías líquidas aún no han salido del laboratorio, están en fase de desarrollo. Pero los avances son muy prometedores. Por fin, el coche eléctrico podrá consolidarse como la alternativa más ecológica y, gracias a las baterías líquidas, más conveniente del mercado. Esto provocará una verdadera revolución en la movilidad sostenible. Y en Bluemove nos alegramos por ello.